Tag Archives: crm

Uso profesional de las redes sociales, Linkedin y más

Para aprender bien sobre algo, no hay mejor manera que intentar compartirlo con otra gente. El esfuerzo de organizar y explicar que tienes que hacer al contar algo siempre ayuda a aprender uno mismo.

En estos últimos tiempos me ha tocado impartir alguna formación para que profesionales utilicen redes sociales (especialmente Linkedin) de una forma más eficaz y eficiente y en esta ocasión Aertic considera que en SIforTI podemos ayudar a que otras empresas vendan más utilizando Linkedin, sin descuidar los aspectos de privacidad y seguridad.

Aquí os dejo la información sobre esta charla.

  • Localidad – Logroño
  • DirecciónSala de reuniones número 3 de FER (c/ Hnos. Moroy 8- 4º Pl- Logroño)
  • Fecha27-04-2017
  • Horario11:00:00 – 12:30:00
  • Plazo de inscripciónDesde el 06-04-2017 Hasta el 27-04-2017

Presentación

De la mano de Rubén GA se impartirá el taller “Vamos a vender en redes sociales PRO ¿Estás seguro? Linkedin y más”

Si no estás en Internet, no existes. Las redes sociales profesionales te ayudan a venderte a ti (profesional o empresa) y también ayudan a vender a tu empresa o la empresa en la que trabajas. Si no las utilizas, puedes perder oportunidades de negocio. Queremos que lo hagas, de forma segura.

CON LA COLABORACIÓN
     

Si además estáis interesados en contratar mis servicios para compartir mi experiencia adaptándola a las necesidades de vuestra empresa enviadme vuestros datos de contacto y estaré encantado de que hablemos sobre ello.Redes

little data are important too

En los últimos tiempos “big data” es uno de esos temas recurrentes que aparecen en cualquier presentación sobre tendencias TIC que se precie. La vertiginosa digitalización de cada vez más amplias esferas de nuestro día a día, hace que la cantidad de datos almacenados crezca de manera exponencial. El problema pues, no es la escasez de datos, o la capacidad de almacenarlos, el problema en la sociedad digital es extraer información de ellos.

A lo largo de la historia, el problema para aquellos que querían, necesitaban tomar decisiones informadas era la dificultad, en tiempo, en esfuerzo y/o en coste de recopilar datos y por supuesto, una vez recopilados almacenarlos y procesarlos.

En una de mis aventuras científicas favoritas, la expedición Malaspina de 1788, junto a marinos intrepidos y científicos, viajaban dibujantes y ayudantes que se enfrentaban al reto, no solo de “capturar” la realidad en unas ilustraciones maravillosas, sino transportarlas de manera segura. Solo de pensar lo que una conexión una cámara de 10 Megapixel y una tarjeta SD de 4 GB hubieran supuesto para Antonio Pineda (uno de los botánicos de la expedición). Si además le hubieramos añadido una buena conexión a Internet para actualizar wikipedia el salto en las ciencias hubiera sido de dimensiones extraordinarias. Si a esto le añadimos que la expedición, además del interés botánico y de naturaleza tenía una parte política y diplomática sobre la situación en las colonías, en este pequeño juego de “el final de la cuenta atrás” que me ha salido, el flujo de información en tiempo real, no sé si serviría de catalizador de la indepencia (lo más probable) o serviría para que un gobernante inteligente como Carlos III hubiera tomado medidas correctoras a las justas reclamaciones de sus colonias.

Pero más allá de la historia ficción, la cuestión es que las cámaras y conexiones no solo están en manos de insignes botánicos, sino que las fotos de bellas especies con importancia botánica se mezclan en Internet con las de los ritos de apareamiento de los adolescentes humanos y porque no, con las webcams de tráfico, o de vigilancia costera, generando cantidades ingentes de datos (que no de información y mucho menos de conocimiento).

Son 9 minutos en inglés pero confió que os resulte interesante y que en breve alguien lo subtitule adecuadamente.

Pero en mi caso, más allá de las implicaciones sociológicas que produce la agobiante sensación de infoxicación, las maravillas de los avances técnicos en web semántica y open data, o las implicaciones políticas y ciudadanas del open government, mi verdadera preocupación son los datos pequeños.

Si, trabajo en una pequeña empresa, según la definición de la unión europea masscomm innova es una pyme (aunque ya no entramos en la categoría y de pequeña al tener menos de 50 trabajadores pero haber superado los 5 millones de euros de facturación) y por eso, me interesan los datos pequeños. La precisión y fiabilidad de los pequeños datos.

Con los avanzados sistemas de gestión, con las maravillosas plataformas de gestión de comunicaciones unificadas, no hay ninguna forma razonable, de que un cliente o proveedor de masscomm disponga de forma clara y efectiva de los contactos de nuestra empresa (quiero decir de una forma sostenible y administrable). La forma en la que lo hacemos ahora es a través de massNEWS, en la que incluimos nuestro organigrama y en un rincón de nuestro portal de distribuidores, es decir tenemos la vocación de hacerlo pero nuestros clientes no tienen una forma sencilla de aprovechar nuestros esfuerzos en sus sistemas de información.

Tal y como suelo plantearlo, el cambio está en mi, y por eso me preocupa como puedo hacer que esto suceda en mis clientes y proveedores, pero por supuesto también me interesa de manera muy importante que suceda en mis sistemas de información con las empresas con las que me relaciono. Esos pequeños datos:
– ¿Cual es el móvil de ese técnico que está apurado en un marrón con cliente, al que se le ha cortado la llamada pero que nadie sabe como contactar con él?
– ¿Cual es la dirección de esa delegación en beluchistan que necesita un repuesto antes de las 8:00 a.m. pero que no consta en ningún sitio?
– ¿Como se llama el técnico de soporte que guardó en su portatil la versión de firmware que puede hacerme ganar un contrato de 2M de € si respondo en menos de 5 minutos?

Pero está claro que las vacaciones y con la playa al lado, pueden ser ideales para hacerse buenas preguntas, pero no preocuparse demasiado por las respuestas, así que os dejo con una sonrisa sobre lo importante que puede ser un sencillo ¿Cual es su nombre y su departamento?
¿What is your name and your department?