“Una aproximación práctica a la aplicación de las NTIC en la gestión del patrimonio. “La Rioja.Tierra Abierta”2

LA RIOJA. TIERRA ABIERTA

Colloque ARENOTECH , Marzo 2001
Cité des Sciences et de l’Industrie, Paris
“GESTION ET ECHANGE DES CONNAISSANCES”

“La gestion des connaissances dans la domaine du patrimoine”

Aplicación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) a la Gestión del Patrimonio.

Introducción

Cuando hablamos de nuevas tecnologías hablamos de todos aquellos avances de la técnica en sus diversos campos, es por ello que hablar de la aplicación de las nuevas tecnologías a la gestión del patrimonio se hace una tarea demasiado extensa y que se escapa a mi propósito.

Soy un técnico informático que trabaja en una empresa de servicios centrada en entornos Internet. Tenemos entre nuestros clientes grandes bancos, el mayor portal de habla hispana y colaboramos en numerosas ocasiones en proyectos de la empresa Telefónica, especialmente su filial de sistemas. Dentro de esta línea de servicio fuimos contratados para que nos responsabilizásemos del mantenimiento de los sistemas informáticos de una exposición.

Estos sistemas incluían una página web, con servidor propio tanto de correo como de web, una red de ordenadores para que los visitantes a la exposición se conectaran a Internet, y los sistemas de seguridad asociados. Además se dotó a la exposición de un equipo de videoconferencia y de las líneas de alta velocidad para permitir el correcto funcionamiento de todo este equipamiento. Por último Telefónica aporta un video-wall de treinta y dos pantallas para la emisión de contenidos multimedia, incluidos la conexión a Internet o la retransmisión de las video-conferencias.

Desde mi experiencia de siete meses viviendo esta exposición desde dentro, y la perspectiva del contacto con el maravilloso grupo de profesionales de las humanidades con el que trabajé, historiadores y filólogos entre otros, y gracias al intercambio de conocimientos y puntos de vista. Me atrevo a hacer una reflexión sobre la aplicación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, en el ámbito que nos ocupa.

Presentar la exposición vs. Exposición virtual

Uno de los primeros aspectos que se debe tener en cuenta respecto del uso de las TIC, para la gestión del patrimonio, es la posibilidad que se nos abre de crear una nueva forma de hacer exposiciones y museos, museos y exposiciones virtuales sin realidad física que los sustente, o en los que la realidad física aun existiendo no es lo más importante.

Hablamos evidentemente de exponer las nuevas formas de arte electrónico: http://www.aleph-arts.org/

O de presentar y recopilar conocimientos que se adaptan bien a este nuevo soporte: http://fundacion.telefonica.com/museo/

En el caso de los grandes museos ya existentes debe intentarse un punto de equilibrio, ya que a pesar del interés que su contenido pueda despertar, no siempre resulta posible realizar un gran viaje para disfrutar de las maravillas que acogen, o peor aún, después del gran viaje nos encontramos con salas en restauración, obras cedidas, etc. Por tanto, se hace muy interesante la posibilidad de realizar visitas virtuales que permitan un acercamiento.

Por último tenemos casos como el de “La Rioja. Tierra Abierta”en los que, a la Gestión del Patrimonio se unen otros objetivos de dinamización económica y social a través del turismo cultural. En estos casos, el objetivo no es tanto la muestra de la exposición en si misma, sino que el sitio web se convierte en un elemento fundamental en la estrategia de mercado.

Grandes exposiciones, nueva gestión de patrimonio.

Una de las tendencias en la gestión o difusión del patrimonio consistente en hacerlo a través de un formato de “Grandes Exposiciones”. Esta formula utilizada en su formato más tradicional tiene su reflejo en algunas muestras como la de Velázquez en el Museo del Prado. Estas exposiciones son capaces de suscitar la atención del gran público debido a la calidad de las obras o del autor, tienen lugar con cifras de asistencia enormes, logran una gran cobertura de los medios de comunicación de masas, ocupándose estos solo del espectáculo, las grandes colas, las grandes cifras… poco que ver con la difusión o la reflexión.

Posteriormente surge una nueva formula de Macro-Exposición en el que se apela no solo al poder de convocatoria de autores prestigiosos sino a nuevos escenarios, la exposición en si misma se convierte en la obra de arte, no solo el contenido, sino el continente, y sobre todo la relación que se establece entre ambos. El principal exponente en España es “Las Edades del Hombre”. Muestra ejemplar en la mayoría de los aspectos, la arquitectura efímera de la exposición ha dado paso a una fundación que perdura a lo largo de los años con grandes implicaciones sociales, económicas y sobre la gestión del riquísimo patrimonio histórico de Castilla-Leon.

En el caso de www.lasedades.es estamos hablando de una serie de exposiciones que arrancan en Valladolid en 1988, como una iniciativa de las once diócesis de Castilla-Leon. A lo largo de las distintas muestras celebradas siempre dentro de catedrales y centradas en mostrar a través de las obras, la propia historia de la Diócesis a lo largo de los siglos. Las edades han acogido más de cuatro millones de visitantes, cifra absolutamente espectacular si tenemos en cuenta el tamaño de las ciudades que han acogido las diferentes muestras, Burgo de Osma, Palencia y Astorga, todas ellas ciudades que no superan los cien mil habitantes. En todos los casos podemos hablar de un enorme impacto económico, social y sobre su patrimonio, ya que la celebración de la exposición suele ir acompañada por actuaciones de mejora tanto de las infraestructuras como de proyectos de restauración.

Como epígono surgen otras iniciativas con formato parecido como p.e. “Carolus”en Toledo , o “La Rioja. Tierra Abierta”, desde mi experiencia gestionando sus sistemas informáticos, quiero aprovechar para hacer una reflexión sobre el uso que se hizo, y lo que es más interesante, sobre el uso que se puede hacer, de las TIC en la gestión del patrimonio.

Un caso práctico “La Rioja. Tierra Abierta”(LRTA)

Introducción

“LA RIOJA. TIERRA ABIERTA”. Fue una exposición promovida desde la Fundación Caja Rioja para celebrar su 50 aniversario, a esta iniciativa se unen la Diócesis de Calahorra, La Calzada-Logroño, una de las más antiguas e importantes de España, así como las distintas administraciones riojanas.

En este caso la exposición también tiene como marco una Catedral, la de Calahorra y su realización va acompañada por un amplio plan de intervención en las infraestructuras y el entorno de la Catedral.

Posteriormente se unen al proyecto una serie de empresas privadas que hacen aportaciones en su campo de actividad, así Prosegur, empresa de seguridad aporta el personal y los sistemas de vigilancia; Iberdrola, compañía suministradora de energía acondiciona las instalaciones eléctricas, etc. Entre estas empresas se encuentra Telefónica que asume el patrocinio tecnológico, en una fase ya avanzada del proyecto. Esta tardía incorporación, junto con la desconexión de los técnicos informáticos en la fase de concepción condiciona los aspectos tecnológicos de la misma, si bien el grado utilización de las nuevas tecnologías la hacen un ejemplo interesante a tener en cuenta.

En la fase final del montaje de la infraestructura tecnológica Telefónica solicita la colaboración de Acotel para hacerse cargo del mantenimiento de la misma, así como de la atención a los visitantes en su utilización de los ordenadores para la conexión a Internet. Proyecto que llevé con la ayudado sucesivamente por Iñigo López, Emmanuel León y María Sáez con la inestimable ayuda de los guías de la exposición siempre pendientes de cualquier problema que pudiéramos tener o ayuda que nos pudieran prestar.

Descripción de la aplicación de las TIC a la exposición.

El espacio central de la exposición estaba dedicado al nacimiento de la lengua española y al entorno histórico y social en el que se produjo. Los scriptorium de los monasterios dedicados a la recopilación del saber de la época mediante la labor de los copistas.

Entre las líneas de estas recopilaciones del saber clásico, se deslizan las primeras palabras escritas de lo que luego será el español.

Es allí, sobre el altar mayor de la catedral, donde se muestran frente a frente, las primeras palabras escritas en Español, contenidas en el códice 46 y las nuevas tecnologías con un montaje de ordenadores conectados a Internet y a una pantalla gigante.

Justo enfrente, como en diálogo una muestra de la riqueza de los monasterios riojanos, sus códices: una reproducción facsímil del códice 60, libro que hasta hace unos pocos años se creía que contenía las primeras palabras escritas en español y euskera, (las famosas glosas emilianeses) junto a él una regla de San Benito originaria del Scriptorium del monasterio de Valvanera, como reflejo del cambio que en esos momentos experimentan las comunidades cristianas, un poco más allá, una reproducción facsímil que muestra el esplendor de las miniaturas del Códice Albeldense.

Es en ese entorno en el que se ubica la autentica joya de la exposición, por primera vez a los ojos del público, el códice 46.

Una “enciclopedia”con más de 20.000 entradas en Latín-Latín entre las que se esconden construcciones de lo que el equipo formado por los hermanos García-Turza consideran las primeras palabras escritas del español hasta ahora encontradas. Afortunadamente se conserva la anotación del monje copista que nos da la fecha de terminación en el año 964. Además de la datación, su importancia viene dada por sus pretensiones enciclopédicas de recopilación de todo el saber de su época, que nos indica la importancia de la biblioteca del monasterio benedictino de San Millán de La Cogolla. El aspecto visual que más resalta del códice es la riqueza artísticas de sus letras capitulares, que además al ser un diccionario nos permite reconstruir el alfabeto casi al completo.

Frente a estas joyas de los códices medievales, el futuro del español; una pantalla gigante a través de la que navegar por Internet, asistir a videoconferencias con Santiago de Chile, Barcelona, Madrid, Buenos Aires… Con la que unir dos continentes, aquí, La Rioja, y allá, Sudamérica.

Es a través del equipo de videoconferencia como se construyeron algunos de los episodios más interesantes de la exposición “La Rioja. Tierra Abierta”. A través de la tecnología y de los esfuerzos de una persona, por sacarle partido y conseguir concertar estas sesiones con esa doble vertiente:

emotiva en el caso de las celebradas con la red de centros riojanos que el gobierno de La Rioja impulsa en el exterior

otras de mayor contenido científico como aquellas en las que tomaron parte figuras indiscutibles del panorama académico y cultural, los propios hermanos García-Turza desde Calahorra, Emilio García Alarcos miembro de la R.A.L.E. desde Barcelona y otros.

Una pantalla gigante y unos ordenadores a través de los cuales se abre una ventana a otros mundos y a otras exposiciones.

Debido al elevado número de visitantes y para evitar navegaciones sin objeto, esta se limita a la página de la exposición y a una serie de sitios relacionados con ella y a los que se accede a través de la sección denominada “Portal”. Básicamente sus contenidos están relacionados con el idioma español.

Entre ellos hay tanto sitios web de organismos oficiales. P.e.

Centro Virtual Cervantes www.cervantes.es – Real Academia de la Lengua www.rae.es

Como de diversas iniciativas privadas. P.e.

Página no oficial sobre San Millán www.virtualcom.es/vcom/clientes/sanmillan.htm

Asociación Internacional de Hispanistas www.dartmouth.edu/~aih/

Como parte fundamental de la aplicación de las TIC debemos hablar de la presencia en Internet, es decir del sitio web de la exposición, por el que haremos un breve recorrido.

Página web www.tierra-abierta.com (actualmente off-line)

Análisis de las posibilidades de las TIC

Características de los sitios web

Una vez visitada la página web de LRTA hagamos un somero análisis de las posibilidades que la presencia web tiene. En este tipo de presencia en Internet en el que se pretende combinar el componente de dinamización cultural con la proyección turística y económica es evidente que el aspecto predominante de la presencia en Internet debe ser la de un escaparate, una invitación a la visita.

Evidentemente lo primero que debe facilitarnos la web es la visita, la visita real y aquí entramos en las preguntas clásicas del periodismo: ¿Qué?, ¿Cuándo?, ¿Cómo? Es decir que vamos a poder ver, cuando, fechas de inicio y fin, horarios…

Información sobre la exposición, aunque como ya digo no se trata de hacer la exposición virtual, esto se logra mostrando algunas piezas interesantes e información genérica. En este aspecto nuestra web estaba muy conseguido, buen diseño, navegación fácil.

Muchos de los visitantes de estas exposiciones demuestran una gran preparación y demandan más información. Por ello, parece una buena medida el integrar un sistema online que les permita conseguir este objetivo, ya sea mediante una tienda en la que realizar la compra de catálogos y guías o que posibilite la consulta o descarga de estos materiales de ampliación, bien sea para preparar la visita o para ampliarla y recrearla un vez realizada. Esta idea surge de la experiencia en LRTA, aunque no habíamos pensado en ello nos encontramos que muchos visitantes imprimían la página web y la utilizaban de improvisada guía, en muchos casos nos demandaban/exigían la posibilidad de ampliar la información, localizar las fuentes documentales, etc.

Aparte del punto de vista puramente informativo hoy son de uso común otras facilidades como la venta anticipada de entradas, concertación de visitas guiadas y otros que incidan en la línea de adaptarnos a las exigencias al alza de los visitantes. En este apartado LRTA estaba conectada a una central de venta telefónica de entradas. Desgraciadamente no lo estaba la página web.

Desde el punto de vista promocional además se hecha en falta en muchos casos el merchandising propio de un medio como Internet, con elementos específicos como salva pantallas, fondos…como ejemplo de lo que se puede hacer en este campo me permito señalar la oportunidad que ofrece el Museo del Prado de enviar postales electrónicas con algunas de sus obras o también en la página web de este museo la edición de tarjetas telefónicas de prepago, que aprovechan las posibilidades de nuevos soportes y nuevas formas de coleccionismo.

http://museoprado.mcu.es/prado/tienda/html/postales.html

Esta adaptación al medio debe serlo tanto en los contenidos como en las posibilidades que Internet ofrece: chats, foros de discusión sugeridos por la temática de la web, libros virtuales de visita.

En este aspecto se hace especialmente llamativo la ausencia de un elemento como las web-cams en tantos museos, las web-cams tienen un extraño poder de atracción al gran público que hace que gentes de todo el mundo observen lo que hace una jovencita australiana de vida aburrida e incluso paguen por ello. En LRTA me llamó la atención el enorme interés del público por los documentales que se proyectaban sobre técnicas de restauración, una posibilidad sería ubicar cámaras web para mostrar el trabajo en los departamentos de restauración de los museos, que por su naturaleza no permiten las visitas masivas de público, pero que despiertan su interés.

Además hoy en día parece claro que la evolución hacia el comercio electrónico es imparable y se adapta especialmente bien a las tiendas de los museos donde los productos tienen un elevado precio unitario, son homogéneos, tienen una audiencia clara y potencialmente muy interesada en la compra. LRTA se limitaba a mostrar algunos de los productos que se ofrecían en la tienda. Como indicamos en el apartado relativo a la información previa a la exposición, había un número elevado de visitantes que recomendaban especialmente la posibilidad de adquirir el catálogo de la exposición.

Todas estas actuaciones harán que el sitio web cobre entidad propia y haga posible la repetición de la visita permitiendo así una verdadera interacción entre los responsables de gestionar el patrimonio y los usuarios de este. Ya sean estos científicos o simples visitantes. Esta posibilidad de crear sitios con una comunidad de visitantes fieles, interesados en aportar y que por tanto son potenciales compradores, no es solo interesante para los responsables de gestionar el patrimonio sino que puede y debe serlo para las empresas de la nueva economía.

Interactividad de las exposiciones.

La mejora más evidente que las TIC pueden aportar en la gestión del patrimonio es la interactividad, interactividad que se plasma en diferentes aspectos.

El uso de la infografía y los tecnologías multimedia permiten montajes, más espectaculares que permiten recrear los escenarios, visualizar las formas que una estructura ósea sugiere… frente a montajes tradicionales en los que la conservación de las piezas nos llevan a una exposición de “mirar y no tocar”, los medios audiovisuales nos permiten, ver, oír, mover…incluso cambiar. Siguiendo con el ejemplo de LRTA se utilizaron con profusión gigantografías, y proyecciones audiovisuales, para crear con la música y las imágenes la atmósfera adecuada.

En este campo y dentro de La Rioja hay un interesante proyecto “Calagurris Iulia”, que trata de impulsar la gestión del riquísimo patrimonio histórico de Calahorra, ciudad con existencia previa a la presencia romana, que alcanzó su máximo esplendor bajo la presencia romana en la península dando incluso algunos personajes notabilísimos a la historia de Roma como el gran maestro de la oratoria Quintiliano, entre otras muchas razones ha pasado a la Historia como el primer maestro pagado por el estado.

Este proyecto trata de enfrentar el problema de la degradación del casco histórico, y de la ausencia de restos arquitectónicos emblemáticos como puedan ser el acueducto de Segovia o el teatro de Mérida. Esta y otras carencias se pretende paliar con la instalación de equipos de realidad virtual en aquellas zonas de la ciudad donde asoman tímidos restos romanos como pueden ser los de la casa Santa:

Ante una visión como esta, parece difícil motivar al visitante para que imagine el glorioso pasado de esta ciudad.

 

 

Sin embargo gracias a las técnicas infográficas podemos situarnos en un escenario bien distinto.

O aún mejor si utilizamos modelos 3d: http://www.unirioja.es/Proyectos/Calagurris/esp/vrml/mvirtual3_800x600.htm

 

En un estadio más avanzado estas técnicas pueden permitir adaptar las proyecciones a los distintos grupos de visitantes, tarea esta que en nuestro caso se solventaba con la gran preparación de los guías, quienes eran los encargados de adaptar el mensaje. Esta necesidad de adaptación de las exposiciones se hace más evidente en el caso de grupos de niños o de deficientes sensoriales de distinto tipo. En el caso de LRTA la adaptación de las barreras arquitectónicas fue perfecta pero no se tuvieron en cuenta las barreras sensitivas.

Además en numerosos casos, estas técnicas nos permitirán también no solo sortear las barreras sensoriales sino las físicas, fachadas en restauración, torres de imposible acceso…

Estos elementos multimedia, ubicados de manera adecuada a lo largo del recorrido, permiten también ampliar la información a aquellos visitantes más interesados, sin necesidad de sobrecargar a aquellos que desean profundizar menos. Entre los elementos favoritos de los visitantes a LRTA se encontraba “El cubo”una pequeña sala en la que se proyectaba para aquellos visitantes interesados un espectacular montaje sobre los retablos de La Rioja con música renacentista de fondo.

Hablando de interactividad debemos recordar, aunque ya lo mencionamos hablando sobre las páginas web, que hay elementos interactivos por naturaleza en este medio, como pueden ser los chats, los libros de visitas virtuales y dando un paso más allá, una interactividad que permita la reflexión y el enriquecimiento a través de foros, grupos de noticias…

En el caso de “La edades del hombre”lo que en un principio está pensado como libro de visitas, es utilizado por los usuarios para dejarse mensajes unos a otros como si fuera un foro o para presentar reclamaciones, e insistir en sus reclamaciones si no son atendidas.

Conclusiones.

De estos siete meses de trabajo y muchas horas de largas conversaciones saqué algunas ideas en claro que considero interesante exponer:

Difusión asistida

La interactividad y el uso de la tecnología debe ser asistida, y animada por el personal ante el rechazo que todavía supone en un gran número de personas.

Una vez que animamos esa entrada hay una gran respuesta del público que en muchos casos era la primera vez que veía un ratón sin ponerse a gritar. Dos objetivos cumplidos de una vez, la gente accede a la tecnología y a la cultura como algo unido.

Humanistas en la red

En este mismo aspecto, la unión de la tecnología con las humanidades, la informática no es de ciencias, es una herramienta imprescindible para los profesionales de las humanidades. Con un poco de formación y dando el enfoque aplicado a su área de conocimiento, conseguimos que algunos de los guías de la exposición, con grandes conocimientos de historia, filología e historia del arte, se iniciaran en el camino de Internet y ayudaran a iniciarse a muchos de nuestros visitantes.

(Por supuesto esos mismos profesionales también abrieron puertas a la limitada visión de un especialista de la lógica binaria, no solo existe el 0 y el 1 sino que hay unas maravillosas gamas de matices entre ambos).

Internet es ante todo una herramienta de comunicación y si los técnicos dominan el como, parece evidente la aportación de los profesionales de las humanidades en cuanto a los contenidos.

Yacimiento de empleo

íntimamente ligada con la cuestión anterior es la posibilidad de encontrar salidas profesionales para estudios con un alto índice de desempleo reciclando a estos profesionales en el uso de las TIC.

Cuestiones abiertas

Comunicación e interactividad ¿Para qué?.

  • ¿Serán capaces los responsables de estos grandes montajes de tener la humildad y los reflejos suficientes para reaccionar ante las reclamaciones y sugerencias…?

p.e. En LRTA se hizo un montaje de un oso cavernario, a los pocos días de la apertura un médico hizo la observación de que la cadera del oso había sido colocada al revés, debido a las dificultades de montaje, la cadera siguió mal puesta los seis meses.

  • Hay áreas del saber donde la “Autoritas” sigue siendo una ley, sin embargo algunas experiencias en el campo de la informática con el desarrollo de la filosofía del código libre nos hacen ver que “simples aficionados” son capaces de generar comunidades de conocimiento tan eficientes o más, que otras estructuras más académicas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *