Category Archives: recursos humanos

Karma, causalidades y otras banalidades

Hoy es el cumpleaños de una persona, una persona que no debo nombrar ni enlazar desde aquí porque sería considerado un acto de agresión por su empresa, pero al ver en Linkedin su cumpleaños me he acordado de como la conocí y como eso acabó ayudando a que trabajara en su actual empresa donde es una pieza muy importante del equipo.

En masscomm siempre tenía muuuuuuuuuuucho trabajo, más del que podía hacer y me costó mucho entenderlo y asumirlo. Llegar a ese punto en el que paras antes de estar agotado, o pasas a una tarea importante aunque no sea urgente.

Dentro de ese contexto para mí, las reuniones de fabricantes eran sagradas, poco prácticas a veces, pero sagradas, si además eran en el extranjero y había problemas con el roaming y dejaba de sonar el teléfono dos días… yo daba saltos cuanticos hacia el futuro de mi empresa y de mi vida. Gente de diferentes paises, mercados, departamentos… una dosis de diversidad y perspectiva en vena. Además al resto de mis compañeros del equipo directivo no les gustaban por el idioma y por parecerles poco prácticas, así que era de las pocas cosas que no discutíamos.

Otra de las cosas que intentaba cultivar era el asistir a eventos, si, además de organizar nosotros muchos eventos, intentaba encontrar tiempo para asistir a los eventos de otros:

  • para mejorar los que yo tenía que hacer
  • para conocer a gente que no conocía
  • para encontrarme con mis clientes y proveedores en terreno neutral y así conocer mejor a gente que ya conocía

A esta persona lo conocí en un evento que la competencia, en este caso Enterasys, organizó en Logroño, en primer lugar porque en mi primer campamento (ya sabéis quince dias fuera de casa) se me quedó grabada la frase de un monitor ateo y alternativo él, que cuando le preguntaron en una excursión porque se sabía las cancioncillas de excursión de los coles religiosos contestó “Hay que conocer al enemigo”

El caso es que a ese evento, no solo asistí yo, sino lo que no era tan frecuente, obligué a Miguel (a este supongo que basta con que no ponga el link) a asistir conmigo. Un evento de Networking en Logroño no tuvo mucho asistencia, pero aprendí que el personal de Enterasys es España eran grandes profesionales y estaban muy cerca de sus clientes, con lo cual eran muy dificiles de desbancar en clientes en los que estuvieran ya posicionados.

También asistió un gran profesional, que había sufrido la absorción de Cajarioja, fuimos amables y cordiales, aunque no teníamos trabajo para él, ni teníamos previsto tenerlo en muuuuuuucho tiempo, y el entendió que Grupo Osaba era muuuuuuucho más que unas tiendas y un almacen.

Unos años después, los caminos de ambos se cruzaron y estoy seguro que si, ambas partes, no hubieramos ido a aquel evento de Enterasys y no nos hubieramos tratado con sana y respetuosa curiosidad, ambas partes habrían salido perdiendo.

Me considero alguien muy esceptico y que tengo bastante manía a las explicaciones acientificas y seudomágicas llenas de palabrería orientalista, pero no se me ocurre otra  palabra que buen Karma, para explicar la gran cantidad de causalidades maravillosas que me pasan últimamente.

Los tres pastores de dinosaurios

NOTA: ESTE POST SE PUBLICÓ EN 2009 HOY LO RECUPERO CON LA ÚNICA MODIFICACIÓN DE AÑADIR LAS IMÁGENES Y ARREGLAR ALGUNA FALTA DE ORTOGRAFÍA

Hace 2.000 millones de años, cuando la tierra era una gran bola de fuego, antes del mamut y del hombre, existieron los dinosaurios!!!

Como había muchos dinosaurios, una de las profesiones de más éxito era ser pastor de dinosaurio. Para aquellos que no entendáis algo que sucedió hace tanto tiempo, es igual que cuando hace poco había muchas fábricas y ser director de una fábrica era lo mas.

Entre ellos había distintas especialidades y cuanto mayor era el dinosaurio y mayor era la manada, mayor el prestigio del pastor. Todo iba muy bien para estos profesionales que disponian de las mejores casas, sirvientes, los mejores megaDinoAutos 4×4, hasta que de repente algo extraño sucedió.

Unos lo llamaban meteorito, otros catastrofe, otros crisis de especie y otros simplemente crisis, aunque como suele suceder, algunos le echaban la culpa al gobierno.

Entre los pastores de dinosaurios había tres amigos que habían ido juntos al colegio “divinos pastores” y que a pesar de ser muy diferentes eran pezuña y carne.

El primero y más poderoso, tenía un enorme y precioso rebaño de Puertasaurio reuili que era su orgullo. Producián una enorme cantidad de carne y unos preciosos huevos de más de 50 kilos.

Cuando la cosa empezó a ir mal, como estaba muy bien relacionado, consiguió muchas ayudas, para la limpieza de los huevos, para que los dinosaurios se reciclaran y se formaran en comer otras plantas más pequeñas…

La última ocurrencia para intentar salvar su rebaño, fue una importante subvención para que sus dinosaurios dejaran huellas, icnitas las llamaban. El chamán de la tribu decía que aquello daría mucho dinero en el futuro, porque la gente pagaría por ir a verlas.

El caso que todavía no existía la gente, ni se había inventado el turismo, los pastores de dinosaurios no estaban para visitas, los dinosaurios no se reciclaban y pasaban los años y aquello iba de mal en peor, poco a poco, y lentamente gracias a las ayudas, pero cuesta abajo. Los huevos no se vendían, los rebaños de Tiranosaurus Rex pagaban tarde, mal y enseguida dejaron de pagar.

Nadie recuerda el nombre del más poderoso de los pastores.

El segundo de ellos, perdió su rebaño de dinosaurios antes, no tenía tantos ahorros ni tantos contactos, así que cuando vio que la cosa flojeaba leyo que en el futuro iban a tener éxito los mamiferos. Al principio le pareció increible.

¡Eran tan pequeños!!!!

¡Y ni siquiera podían poner huevos!!!

Así que aunque no estaba muy convencido, se vio obligado a probar suerte. De entre todos los mamíferos, escogió al más grande de ellos, el mamut. No era un dinosaurio, pero al menos era grande, y además tenía lana lo cual durante un tiempo resulto un negocio interesante. Por si fuera poco, en el nuevo mundo de los mamíferos la leche de Mamut le permitía obtener ingresos extra.

Respiró tranquilo, si habia superado el gran meteorito, ya nada podría con él. Así que cuando la temperatura subió unos grados y como el negocio iba viento en popa, dedicó parte de su tiempo a disfrutar de la piscina y dejó que el rebaño funcionara el solito. Así que no se dio cuenta de que esos pocos grados de cambio y sus cruces para que los Mamuts produjeran más y más lana, acabarían ahogando a sus mamuts que murieron de calor. Así, sin más.

¡Por unos graditos de nada!!!

Nadie recuerda el nombre del pastor de Mamuts.

El tercero de los pastores era el becado en el colegio. Tenía un rebañito de Europasaurus holgeri. Fue el primero de todos en perder su rebaño y sobre los restos dijo:

“Dinosaurios os sobreviviré!”

Cuando se encontraba con sus amigos, sentados en sus megaDinoAutos, que eran enormes como los dinosaurios que pastoreaban, les saludaba ufano porque decía que había encontrado una solución perfecta a sus males, se haría pastor de homínidos.

Los homínidos eran tan pequeños que casi no se veían desde los megaDinoAutos. El pastor de dinosaurios ni siquiera lo entendía, el pastor de Mamuts sentía pena por el tamaño y porque aunque los homínidos tenían pelo era tan poco que no se podría vender. Ambos se compadecían sinceramente por la locura de su amigo que además lo contaba con ilusión y alegría.

El pequeño pastor se ocupó de ir seleccionando a los homínidos, no para que fueran grandes, ni para que dieran más leche para vender, seleccionó de entre ellos a los más curiosos y a los que eran más autónomos. Sus amigos pastores de dinosaurios querían bichos grandes y tontos, que no se dispersaran, que no pensaran que no buscaran nuevos pastos… y no entendían para que podía servir un rebaño en el que cada cual fuera por su lado. Todavía más absurdo y sorprendente fue cuando algún homínido decidió crear sus propios rebaños.

¡Menudo escándalo!!!!

¡Menuda locura!!!

Insistían los dos buenos amigos.

De pronto, un homínido consiguió un rebaño de gallinas que ponían huevos pequeñitos, pero más digestivos, más sabrosos y además ponían todos los días en vez de una vez cada 14 meses como los dinosaurios. Esta fue la puntilla a la venta de huevos de dinosaurio.

Esto les enfadó mucho con el antigüo becado del colegio y este les dijo:
“El homínido no es mío, trabaja para mí pero es libre, no puedo hacer nada, tenéis que adaptaros!!!”

Otro homínido puso un rebaño de ovejas, carne más tierna que la de dinosaurio y mamut, y además lana blanca y negra, mientras que los mamuts daban solo lana marrón. Enseguida las mujeres de todos los pastores dejaron de ir a las carísimas boutiques exclusivas y pasaron a ir a una tiendas que aparecieron por doquier con vestidos elegantes pero mucho más económicos que los de piel de lagarto.

Aun más enfadados y ya sin megaDinoAuto se cruzaban con él y le negaban el saludo.

De pronto un homínido consiguió sacar carne de las vacas, esto si que era carne tierna, nada que ver con la dureza de los dinosaurios, ni siquiera con la de los mamuts, además la leche de las vacas, no tenía equivalente en los dinos y acabó por arruinar el mercado de leche de mamut.

Como tenía a los homínidos todo el día trabajando, y ya solo le hablaban los domingos cuando se reunían, y algunos ni eso, el pastor se sentía triunfador pero un poco solo, así que invitó a sus amigos a sentarse a la mesa de su consejo de administración de rebaños.

Como esto sucedió hace tantos años y los homínidos andamos tan liados trabajando, nadie se acuerda tampoco del nombre del tercer pastor, solo sabemos que sus amigos, agradecidos por haberles concedido formar parte de la trinidad que rige el mundo de los homínidos, le regalaron una placa de homenaje con una frase que el pastor becado dijo sobre las cenizas de su primer rebaño perdido

DInosaurios Os Sobreviviré

Titulitis (I)

La “Titulitis” ya no es un problema, al menos eso parecen sugerir las vueltas y revueltas del responsable de Recursos Humanos de Google, que como me llegan a través de diversos medios se pueden ver de diversas formas:

Así que, además de recomendaros leer el original, si no os manejáis en inglés el primer enlace es un resumen más o menos bueno.

Sino queréis leerlo, o lo habéis leído pero os interesa mi opinión al respecto, aquí van algunas consideraciones:

  • El señor Laszlo Block, senior vicepresident of people operations at Google, en relación con el expediente académico dice que no es un buen predictor del éxito profesional en su compañía, algo que está bastante claro desde hace tiempo, pero como dato, añade que en algún equipo de google hay “hasta” un 14% de gente no universitaria, o lo que es lo mismo, si no eres universitario tus posibilidades de trabajar en google son realmente bajas 😉
  • Me parecen mucho más interesantes sus conclusiones, por menos obvias:
    • Que los entrevistadores no son buenos prediciendo el éxito de los entrevistados.
    • Que las pruebas tipo test tampoco son muy útiles

Así que supongo que tras una lectura detallada, mi gozo en un pozo!!! No parece que la titulitis este resuelta, ni mucho menos (Continuará..)

8 de marzo día de las mujeres

Como ya he dicho en “mi otro blog” esto de los días de… tienen su miga, en concreto este tiene muchas controversias asociadas porque al final del día, hay mucha gente que no sabe que este día no está escogido al azar como si fuera el día de la mariposa salvaje del olivo,pocas bromas con esta fecha porque se conmemora (que no celebra) el aniversario del Incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York en la que 123 mujeres y 23 hombres murieron en el curso de un incendio declarado durante unas protestas para mejorar sus condiciones laborales.

En pleno siglo XXI, en nuestra acomodada sociedad, podemos celebrar muchos avances, aunque en los últimos años hayamos visto retrocesos provocados por la situación económica y algunos intentos poco disimulados de retroceder por ideoreligión cruzando escaño y púlpito con poco disimulo. Así que la lucha en todas las esferas debe continuar para que los avances se consoliden, ni haya ni un paso atrás y se consigan los siguientes avances, que en un país como España deben ser avances para todos.

Por si a alguien le interesa ahí van algunas ideas:

– que los costes de las bajas maternales no recaigan sobre las empresas, lo que es especialmente sangrante en el caso de las pymes e imposible en el caso de los autónomos y autónomas

– igualar la baja paternal y maternal (pero reincidiendo en el punto anterior) es uno de los mensajes más serios de COrresponsabilidad

horarios racionales para todas y todos YA (y aunque no lo he estudiado en profundidad creo que el cambio de zona horaria sería de gran ayuda).

En el viejo siglo XX tuve la suerte de contar con mujeres que han sido muy importantes en mi vida laboral (en el caso de Carmen luego pasó a ser algo más personal 😉 Pero empezando por Cristina de recursos humanos de BPM y luego mis primeras jefas, mamá Carolina y Chus todavía en el proyecto mercados. En Terra eran pocas pero también en el TOP de la organización Mae y Carmen, en AOL me toca lidiar con Arantza de la Llosa que a primera vista me asustó un poco pero con la que, al menos eso recuerdo, hicimos buenas migas.

También me ha tocado lidiar con alguna arribista, mujer florero o estúpidas sin paliativos ni de genero, ni edad, ni condición pero curiosamente me cuesta mucho más acordarme de sus nombres.

Ahora, en pleno siglo XXI, trabajo en una gran empresa (que no grande, aunque vamos cogiendo tamaño 😉 que además es una empresa familiar así que debo estar agradecido también a las mujeres de la familia Osaba, empezando por la matriarca Concha, sus nueras Ivana e Isabel y por supuesto la siguiente generación,. Carlota Osaba, es mujer, es Osaba y está adquiriendo una excelente preparación, todo junto, así que si se dedica a esto, ya puede temblar la competencia.

Pero lo mejor siempre está por llegar, si estas rodeado de gente estupenda con la que construir un futuro compartido, así que mis mejores deseos para Eva, Vanesa, Concha, Elena, Puy, Mari Jose, Idoia, Cristina, María B., María P., Estefani, Lola y por supuesto, nuestra valiente compañera de soporte Helena.

Gracias a todas por ayudarme a ser mejor persona (ya sé que me queda mucho, pero imaginaros como sería sin vuestra ayuda 😉

Solo puede quedar uno

Título: “Solo puede quedar uno

Autor: Silvia Forés

Editorial: Plataforma Editorial

Edición: 1ª

ISBN: “9788416096046

Día de reyes, un montón de regalos y entre ellos el inconfundible envoltorio de Santos Ochoa, dada mi parquedad a la hora de escribir a los reyes magos, estos saben que los libros, en mi caso son garantía de éxito y la verdad es que en la versión de reyes del 25 de diciembre acertaron plenamente con “La verdad sobre el caso Harry Quebert“. Al abrir el envoltorio veo con alegría a Rafael Santandreu, un autor al que he escuchado y visto decir cosas muy sensatas recientemente y un señor que me mira con cara de pocos amigos y que me reta “Solo puede quedar uno”.

Hipster trajeado malencarado y reto en la portada. Así que por una de esas extrañas decisiones de la vida he decidido abrirlo con el objetivo de no defraudar a los reyes magos y liquidarmelo cuanto antes…

Al abrirlo, la foto de la autora, Silvia Forés produce un primer contraste, foto estudiada, que no de estudio, y una sonrisa cálida que no pega con el encorbatado ajedrecista. Por si fuera poco ha estudiado traducción (como mi sobrina) en la UAB (como yo el curso de dirección de seguridad) y esos pequeños detalles hacen que empiece leyendo con recelos del libro y simpatía por la autora.

Solo puedo decir que me lo he leído ya y que sin necesidad de metaforas del Ying, las nubes orientales o la filosofía metabudista el recorrido por el proceso se me ha hecho ágil y ligero. Hace siglos que no paso un proceso de selección y me ha traído buenos recuerdos, especialmente de mi primer proceso de selección serio en el que Cristina Carrasco me guió como un ángel en mi primer trabajo en el sector TIC en BPM.

Luego, el vibrante sector TIC de los 90 me llevó a participar en algunos procesos como candidato y colaborar en muchos otros, en el lado de selección aunque debo confesar que de una forma mucho menos profesional que el descrito en el libro (aunque para mi alegría sorprendentemente coincidente en el fondo de la experiencia que cuenta la autora).

El libro contiene una interesante visión (aunque me temo que no todos los seleccionadores comparten una visión tan ética y honesta del proceso) sobre una relación que debe ser de ayuda y compra/venta mutua, y como no, alguna interesantes anecdotas sobre el apasionante mundo de los clientes que contratan profesionales pero que en algunas ocasiones no se dejan asesorar adecuadamente por ellos.