Soy autónomo

Tras unos cuantos meses oficialmente “entre trabajos“, aunque sin parar de hacer cosas la semana pasada tuve que dar oficialmente el paso que mentalmente iba procrastinando. Ese anclaje a los ingresos que me garantizaban mis más de 20 años cotizando por el seguro de desempleo.

Autónomo

Imagen de https://pixabay.com/es/hombre-silueta-malet%C3%ADn-paraguas-96587/

Durante este tiempo he impartido cursos de gestión de proyectos con metodología PMP gracias a APGP, he tutorizado online mi curso de ADR (todo esto cotizando y legalmente pero como actividad de pocas horas y según la seguridad social sin necesidad de darme de alta).

También he limpiado mi piso para poder alquilarlo para estancias cortas a través de AirBNB y conocer La Rioja desde el centro de Logroño, lo cual es una fuente de ingresos a la que le debo una parte importante de la tranquilidad con la que doy el paso.

Por último y no por ello menos importante he estado haciendo cosas para poder arrancar iDispensa y SIforTI. Los dos proyectos, a falta de uno en los que me he embarcado. Sé que puede parecer una locura, pero desde que fiché por Acotel (año 2000) no he trabajado en un solo proyecto ni un día, ni una noche. Esta multitarea alcanzó el paroxismo en algunos momentos de mi vida en Grupo Osaba, sobre todo porque no era yo el que decidía la intensidad y los medios con los que podía dedicarme a una tarea.

Así que con las redes y la cautelas pertinentes he dado el salto, y reviviendo mis saltos del trampolín, por mucho que uno sepa que nada puede salir mal, que debajo está el agua y que está “blandita” uno necesita ese empujoncito (físico o mental, que en mi caso ha sido la incorporación de Mario Arnedo un alumno de prácticas a iDispensa).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *